27/5/10

¿Existe la adicción a Internet?

Según publicó la página web del 'Centro para la adicción en línea' ('The Center for Online Addiction' en inglés), si una persona contesta de manera afirmativa 5 de estas preguntas debe preocuparse:

1. ¿Se siente preocupado por su actividad previa o futura en Internet?
2. ¿Siente la necesidad de navegar cada vez más para obtener satisfacción?
3. ¿Ha intentado en varias ocasiones, sin obtener resultados positivos, reducir el tiempo que dedica en Internet?
4. ¿Se siente deprimido, aburrido o irritable cuando intenta reducir su tiempo en Internet?
5. ¿Permanece en Internet más tiempo del que tenía destinado inicialmente?
6. ¿Ha puesto en peligro su trabajo, relaciones personales u otras actividades de su vida por Intenet?
7. ¿Ha mentido a sus familiares, amigos o médicos para esconder su participación con Internet?
8. ¿Usted utiliza Internet para escapar de sus problemas o para contrarrestar su mal estado de ánimo?

Posiciones encontradas

Este 2010 se cumplen 15 años de lo que se podría considerar como la aparición de la adicción a Internet, patología que algunos especialistas insisten en que no existe.

En 1995 el psiquiatra estadounidense Ivan Goldberg fue quien introdujo este trastorno psicológico al mundo de la medicina. Él fue "el primero en describir los síntomas de esa supuesta nueva patología: disminución generalizada de la actividad física y de la sociabilidad, deseo permanente de estar frente al computador, cambios drásticos en los hábitos de vida y otras cosas por el estilo", explica el diario argentino 'El Clarín'.

Goldberg la llamó 'Desorden de adicción a Internet (IAD, en inglés)' y la publicó en su página de Internet. Según el periódico español 'El País', "se inventó una enfermedad. Probablemente lanzó unas carcajadas antes de publicarla".

Días después, según este periódico, "recibió decenas de mensajes de gente que se identificaba con el problema. La idea se extendió. La psicóloga Kimberley Young, experta en el tema, fundó el Centro para la Recuperación de la Adicción a Internet (netaddiction.com). Los medios comenzaron a hacer eco. La bola de nieve ya era demasiado grande para detenerla".

Sin embargo, ahora, 15 años después de que Goldberg decidiera publicar esta supuesta enfermedad mental en Internet, hay quienes insisten en que tal patología no existe.

El psiquiatra Facund Fora, miembro de la clínica Teknon de Barcelona, dijo que se trata de un mito. Explicó que la mayoría de las personas que se consideran adictos a Internet, en realidad tienen problemas con el sexo o el juego y sufren desórdenes psicológicos que no son causados por Internet, como fobia social o trastorno obsesivo compulsivo. "La Web sería, entonces, nada más que un vehículo. En otras palabras: si alguien es adicto al agua, no hay que echarle la culpa al vaso", dijo Fora, según 'El Clarin'.

Por su parte, José Miguel Gaona, médico psiquiatra especializado en adicciones y doctor en Medicina por la Universidad Complutense de Madrid, dijo a 'El País' que "en 25 años de profesión no he conocido ni un sólo paciente que la tenga. Es como hablar de adictos al teléfono, no tiene sentido".

La no existencia de esta enfermedad fue ratificada por "el último borrador del 'Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales' (DSM, en inglés), elaborado por la Asociación Americana de Psiquiatría, que volvió a excluir la dependencia de Internet como trastorno de conducta", según publicó el periódico español.

Sin embargo, hay quienes defienden la existencia de esta enfermedad.

Quienes argumentan que esta adicción es real se basan en el número de horas que las personas dedican a navegar en Internet y a la forma como reaccionan cuando no pueden hacerlo. Según expertos, la ansiedad, angustia y demás sensaciones que experimentan los 'adictos' a cualquier cosa cuando les falta 'su droga', es lo mismo que sienten los enfermos por la red.

Decenas de estudios sostienen la existencia de la adicción a Internet. Uno de ellos, de la Universidad de Leeds, indica que el 1,2% de la población europea entre 16 y 51 años es adicta y logra satisfacerse al conectarse demasiado tiempo e ignorar otros aspectos de la vida.

Aún así, "no sabemos qué ocurre primero, si la gente deprimida acude a Internet o es ésta la que produce depresión", dice Catriona Morrison, investigadora que participó en este informe.

Como esta investigación hay muchas. "El hospital universitario de Kaohsiung (Taiwán) reveló recientemente los resultados luego de dos años de analizar el comportamiento de adolescentes: un 11% vive obsesionado con Internet. La Universidad de Augusta (EE. UU.) lo cifró en el 4% en Estados Unidos y el 14% en China. En 2008, la Universidad de Stanford habló del 1%", cuenta 'El País'.

La discusión sigue abierta, pues ninguna de las partes ha podido dar argumentos que destruyan la posición de su contrario.

Via: "ElTiempo.com"

 

Seguidores

Geeks de GZ

GEEKS ZONE By RHO Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon Sponsored by Online Business Journal